Retortillo, nunca cantar victoria sin conocer la respuesta del adversario

Sobre la mina de uranio y el momento nuclear a inicios de 2019

Miguel Muñiz

En octubre de 2018 el proyecto Retortillo pareció iniciar el camino hacia el abandono definitivo. La apoteosis inicial y las altas cotizaciones en bolsas durante agosto, dieron paso a dudas crecientes sobre el apoyo político, rumores de falta de solvencia, luego se descubrió que faltaban informes técnicos, y se produjo la caída del precio de las acciones. Así que, cuando finalmente el gobierno del PSOE declaró que no lo respaldaría, el asunto pareció zanjado. Aunque quedaban aspectos pendientes,se podía considerar, con la debida prudencia, que se había logrado una victoria [1].

Nuevos hechos

Pero ha bastado comenzar 2019 para que prudencia y cautela se hayan mostrado justificadas; el 4 de enero, de manera inesperada, se supo que las acciones de la compañía impulsora (Berkeley Resources Limited) aumentaban un 51% su valor en bolsa; el 6 de enero, el ayuntamiento de Retortillo vota contra la aprobación de la preceptiva licencia urbanística para realizar obras de la empresa en el municipio; el 11 de enero la compañía comunica que el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha dado el visto bueno a los dos informes presentados, lo que el CSN confirma el 12; se reactiva la movilización, el día 19 se realiza una cadena humana contra Berkeley, con participantes de España y Portugal, en la zona fronteriza de Saucelle; el 23 de enero, en una clara maniobra de propaganda, Berkeley comunica a la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores) que dispone de “informes favorables” al proyecto, que el precio del uranio sigue subiendo y que, como consecuencia de su política de recogida de muestras, había hallado indicios de oro, litio, cobalto y estaño en el territorio, por lo que solicita 12 nuevos permisos de investigación para un área de 350 kilómetros cuadrados; el mismo día el valor de las acciones se incrementa en un 25%; el 24, las contradicciones del informe de la compañía son denunciadas por la Plataforma STOP URANIO. El 25 de enero las acciones, que se cotizan simultáneamente en Londres, Sidney y Madrid, se valoraban a 0,53 dólares, muy lejos de los valores espectaculares de agosto de 2018, pero muy encima de la bajada que tuvieron en diciembre; el 28 parecía iniciarse otro descenso del precio [2]. Retortillo es la fase más avanzada del “Salamanca Uranium Project” de Berkeley; para conocer sus detalles y envergadura lo mejor que leer el documentado y riguroso artículo que José Ramón Barrueco Sánchez (uno de los portavoces de la Plataforma STOP URANIO) publicó en El salto, el 29 de octubre pasado [3]. Pero, más allá de vaivenes de accionistas y maniobras de propaganda, se trata de entender la lógica de lo sucedido y sacar conclusiones.

Berkeley

La poca información existente en internet muestra que Berkeley se constituyó en Australia, hacia el 2006. El 7 de noviembre del mismo año aparece una sola referencia empresarial, un informe para operar en la bolsa de Londres que detalla los contratos de servicio y la remuneración de los directivos, y hace referencia a la compañía nuclear francesa Areva como “aliado estratégico”; en ese informe ya se menciona Salamanca. Entre el 8 de mayo y el 9 de junio de 2009, la empresa lanza la oferta de acciones sobre el “proyecto Salamanca” y, tras la separación de Areva, en enero de 2010, aparece otro informe que indica que Berkeley vuelve a constituirse el 27 de noviembre de 2014, nuevamente en Australia, con un documento aprobado por los accionistas en que no se mencionan minas, uranio, ni nada concreto. Los informes anuales de 2008 a 2018 que se pueden consultar en su página web no aportan nada significativo, fuera de la lista de accionistas [4].

A pesar de que se presenta como “Berkeley Energía”, la supuesta “compañía” parece más una agencia de inversión con un solo “activo”: el “Proyecto Salamanca” y las acciones que le respaldan. Es significativo que, pese a que el nombre oficial sea Berkeley Resources Limited, las denominaciones con las que figura en Internet hayan ido cambiando a lo largo del tiempo (www.berkeleyresources.com.au, www.berkeleyenergy.com y, finalmente, www.berkeleyenergia.com ). En las webs que informan de la evolución de sus acciones, la compañía se define:

“Berkeley Resources Limited se dedica a la exploración, evaluación y desarrollo de propiedades de uranio en España. La propiedad emblemática de la compañía, el proyecto Salamanca, que consta de los depósitos Retortillo, Alameda, Gambuta y Zona 7, así como otros depósitos satélites, se encuentra en el oeste de España. Berkeley Resources Limited tiene su sede en Perth, Australia” [5] (Las negritas son mías).

La elección de palabras no es casual y ayuda a valorar el alcance del conflicto. No estamos ante una empresa minera con explotaciones activas, que puede cerrar un yacimiento si sus resultados son pobres, sino de una oficina de inversión que busca rentabilidad sin nada real detrás. De ahí el oro, el litio, el cobalto, el estaño…. Lo único tangible relacionado con Berkeley ha sido hasta el momento la destrucción de más de mil encinas, y un agujero de considerable tamaño en el terreno que ocupa.

Conclusiones

Que Berkeley sea una agencia financiera —y no una compañía minera— implica una ventaja y un riesgo en cuanto a la protección del territorio. El riesgo es, obviamente, que al tratarse de economía especulativa se puede mantener una presión continua e incontrolada, “fabricar” subidas de acciones, y aumentar la desinformación durante años, aprovechando la velocidad y la opacidad del “casino global” para construir ficciones sin ninguna base.

La ventaja es la fragilidad de estos procesos ligados a la economía virtual y la limitada incidencia que pueden tener en el terreno material, así como la posibilidad de que el “estallido de una burbuja” pueda dar al traste con todas las maniobras. La “empresa” parece haber abandonado las política de maquillaje social: el último movimiento de su campaña para ganar apoyos entre la población se remonta al 3 de septiembre de 2018, cuando presentó las 1.500 firmas recogidas a favor de la mina [6]. Desde entonces sólo se ha dedicado a las finanzas internacionales.

La perseverancia explica la capacidad del capitalismo para imponer sus proyectos. Berkeley puede ser desautorizada una y otra vez, y maniobrar desde la ficción financiera para seguir estando presente; esperemos que, a base de insistir, no logre lo que parece un signo de estos tiempos: que la ficción se imponga a la realidad. Frente a la perseverancia del destructor, la tenacidad del defensor, la Plataforma STOP URANIO, es el único obstáculo real en lo que quiera que pretendan.

La placidez nuclear de las eléctricas

Otro ejemplo de perseverancia de los que mandan lo tenemos en los preliminares del gran negocio que las eléctricas esperan hacer con el cierre pactado de sus siete reactores casi activos. La hemeroteca, a lo largo de enero, muestra la relajación con que afrontan el asunto. Ventajas de disponer de un poder político complaciente y unos medios sumisos, que procuran mantener temas importantes como éste fuera del conocimiento, y no digamos ya de la intervención, de chusma ignorante que sólo tiene poder para votar cada cuatro años.

Así, el día 23, Enel-Endesa, Iberdrola, Naturgy y EDP comparecieron en el Congreso “a puerta cerrada”, como debe ser. La lectura de las escasas informaciones publicadas muestran la discreción y el exquisito trato dispensado a los líderes nucleares: anonimato total, ni una respuesta concreta, ni una palabra fuera de lugar. Durante el mes, el abanico de “noticias” publicadas en una prensa declaradamente servil movería a risa, si no diese pena: las eléctricas se reúnen continuamente, un día están a punto de consensuar un intercambio de activos, otro están buscando un “árbitro imparcial” que decida sobre las nucleares, otro no piensan decidir nada hasta que no opine el gobierno, otro están dispuestas a seguir si el gobierno les baja los impuestos, otro le piden al gobierno que sea él quién marque las reglas, otro se entrevistan por separado (o de dos a uno) con el gobierno para explicarle sus cuitas, etc., y de tanto en tanto se mantiene la combinación de artículos de opinión, elogiosos o suavemente críticos, sobre las nucleares [7].

Realmente, si no fuese por la resistencia tenaz de STOP URANIO, y lo que nos enseña, no hubiese tenido sentido escribir este artículo.

Notas

[1] Un análisis de lo acontecido: Apuntes breves para enmarcar una victoria. Se abandona el proyecto de mina de uranio en Retortillo (Salamanca), en
http://www.mientrastanto.org/boletin-173/notas/apuntes-breves-para-enmarcar-una-victoria
[2] Ver
https://www.intelligentinvestor.com.au/company/Berkeley-Resources-Limited-BKY-249151http://www.expansion.com/mercados/2019/01/04/5c2f990a46163fc3108b4615.html

[3] Ver Información general sobre el proyecto de mina de Retortillo y todos los proyectos de Berkeley, 29/10/2018, en https://www.elsaltodiario.com/desconexion-nuclear/los-ultimos-estertores-de-berkeley-minera
[4] Ver sucesivamente http://berkeleyenergia.com/assets/AIM/appendix.pdf
http://berkeleyenergia.com/assets/Announcements/2009/090508-Prospectus.pdf
https://www.proactiveinvestors.co.uk/companies/news/9648/berkeley-resources-terminates-head-of-agreement-with-areva-12083.html

https://www.berkeleyenergia.com/wp-content/uploads/2016/06/141127-BKY-Constitution.pdf
https://www.berkeleyenergia.com/investor-relations/company-reports/

[5] Ver http://www.miningfeeds.com/stock/berkeley-resources-ltd-asx y     https://www.intelligentinvestor.com.au/company/Berkeley-Resources-Limited-BKY-249151   
[6] https://www.berkeleyenergia.com/media/email-campaign-archive/
[7] Ver:
http://www.finanzas.com/noticias/economia/20190124/economia-electricas-defienden-congreso-3983342_age.html
https://www.elindependiente.com/economia/2019/01/21/endesa-e-iberdrola-congelan-pacto-nuclear-conocer-plan-sanchez-cerrar-centrales/
https://cincodias.elpais.com/cincodias/2019/01/15/companias/1547575409_520913.html
http://www.expansion.com/empresas/energia/2019/01/25/5c4a27f5e5fdea7b588b469d.html
https://www.eleconomista.es/empresas-finanzas/noticias/9624568/01/19/Iberdrola-y-Naturgy-piden-sin-Endesa-aplazar-la-decision-sobre-las-nucleares.html
etc., etc.

 

Miguel Muñiz Gutiérrez mantiene la página de divulgación energética www.sirenovablesnuclearno.org

29/1/2019

Sitio elaborado con Drupal, un sistema de gestión de contenido de código abierto