Citas

 

Los socialistas merecedores de tal nombre nunca deberían desatender o relativizar la crítica y revolucionaria misión que constituye su razón de ser. La gente que vive bajo el capitalismo sufre necesaria e inevitablemente sus nefastas consecuencias, ya sea en forma de desempleo y pobreza o de vacío espiritual y degradación cultural. El deber sagrado de los socialistas es poner de manifiesto la verdad de que todos esos males son fruto de la monopolización de los medios de producción por parte de y en beneficio de una pequeña minoría de la sociedad, y de que será inválido todo remedio que deje intacta la causa fundamental.

L. Huberman y P. M. Sweezy
“War on Poverty?”, Monthly Review (1964)
 
 

 

Utopía ‘sin inocencia’ implicaría, sí, una rectificación del optimismo histórico que acompañó al proyecto socialista. Pero no de todo optimismo; no necesariamente del optimismo ‘de la voluntad, de las ilusiones naturales’. Es como si el Marx tardío se hubiera puesto a leer a Hölderlin y a Leopardi. Y si Morris cerraba en su época el círculo del oxímoron y la paradoja haciéndonos pensar en espiral, Berger lo hace subrayando una de las pocas cosas que, al parecer, impide a los humanos llegar al pesimismo absoluto, al nihilismo sin más: la conciencia de lo que significan para la especie los procesos productivos. Lo ha dicho así (y yo lo comparto): «En cuanto uno se mete en un proceso productivo, por limitado que éste sea, el pesimismo total se vuelve improbable. Esto no tiene nada que ver con la dignidad del trabajo o con cualquier otro disparate de este tipo: con lo que tiene que ver es con la naturaleza de la energía física y psíquica de los seres humanos. El empleo de esta energía genera la necesidad de alimentos, sueño y breves momentos de respiro [...] El acto de participar en la producción del mundo crea la perspectiva imaginativa de una producción potencial y más deseada».

Paco Fernández Buey
“Utopía realizable: oxímoron y paradoja” (2008)
 
 

 

La contestación del indignado es interna al sistema: quiere la modificación del sistema, pero también quiere vivir en él. El revolucionario, por el contrario, lo niega en el plano de lo real y le contrapone una perspectiva utópica. [...] Pero una cosa está clara: el indignado puede no ser —casi siempre no es— un  revolucionario. Mientras que el revolucionario es siempre un indignado.

PIER PAOLO PASOLINI
“El indignado soy yo”, entrevista de julio de 1966
 
 

 

Es esta una época en que da miedo estar vivo, en que es difícil pensar en los seres humanos como criaturas racionales. Dondequiera que uno mire solo ve brutalidad y estupidez; se diría que no existe más que eso, que en todas partes se produce una vuelta a la barbarie y que somos incapaces de frenarla. Pero yo creo que, si bien es cierto que en líneas generales vamos a peor, es el hecho de que las cosas sean tan aterradoras lo que hace que nos quedemos como hipnotizados y no advirtamos —o, si lo advertimos, les restemos importancia— fuerzas igualmente poderosas en el sentido contrario: las fuerzas de la razón, la cordura y la civilización.

DORIS LESSING
“Cómo nos verán en el futuro” (1985), Las cárceles que elegimos, 2018.
 
 

 

Llamamos “socialismo” a la sociedad que persigue esos objetivos revolucionarios. Pero está claro que este ni será ni puede ser la utopía de nadie. Sin duda, serán muchas las cosas que el socialismo haga mal, al menos durante largo tiempo, probablemente peor que el capitalismo, pero los temas relevantes son otros: si de una vez y por todas este deja de imitar al capitalismo, se fija los objetivos correctos y se esfuerza verdaderamente por alcanzarlos. Cuando podamos responder a estas preguntas de forma afirmativa, estaremos en la vía de la salvación.

Paul M. Sweezy
“Capitalismo, socialismo y medio ambiente” (Monthly Review, 1989)
 
 

 

Al igual que la persona que se ahoga ansía aire fresco, lo único que nuestra civilización tres veces maldita anhela son nuevos mercados; debe conquistar más países que no posean industria y que produzcan materias primas, de modo que se les puedan imponer las manufacturas "civilizadas". Todas las guerras libradas en la actualidad, bajo cualesquiera pretextos, en realidad son guerras por los grandes premios del mercado mundial.

William Morris
«Facing the Worst of It» (The Commonweal, 1887)
 
 

 

La justicia de la clase burguesa fue nuevamente como una red que dejó escapar a los tiburones voraces, mientras atrapaba únicamente a las pequeñas sardinas.

Rosa Luxemburg
«Contra la pena capital», Die Rote Fahne (noviembre de 1918)
 
 

 

Las personas eruditas son gente de biblioteca, de estudio y de trabajo científico. Los intelectuales son especialistas en todo y expertos en nada. Los eruditos tienen conocimientos, los intelectuales tienen opiniones y les gusta publicitarlas a la menor oportunidad. La expresión de una opinión se caracteriza por dos cosas, ambas de origen sexual. La primera característica es la lujuria analítica. Los intelectuales lo analizan todo por sistema. Padecen una enfermedad para la que aún no hay cura: la analisitis. La secunda característica es el hedonismo de la autoescuela. Se oyen hablar a sí mismos y se erotizan. Los eruditos ya no existen, como ya no existen los profesores universitarios.



PETROS MÁRKARIS
Universidad para asesinos, 2018
 
 

 

Marx dice que las revoluciones son la locomotora de la historia mundial. Pero tal vez se trata de algo por completo diferente. Tal vez las revoluciones son el manotazo hacia el freno de emergencia que da el género humano que viaja en ese tren.

Walter Benjamin
Tesis sobre la filosofía de la historia (1940)
 
 

 

Puesto que la esencia de la república o de la democracia es la igualdad, el amor a la patria incluye necesariamente el amor a la igualdad. Es verdad también que este sentimiento sublime supone la prioridad del interés público sobre todos los intereses particulares.

Maximilien Robespierre
Sobre los principios de moral pública que deben guiar a la Convención (1794)
 
 

 

[Acerca del mundo intelectual] la excelencia, en la mayoría de las sociedades, es el arte de jugar con la regla del juego, haciendo de este juego con la regla del juego un homenaje supremo al juego. El transgresor controlado es todo lo contrario del hereje.

Pierre Bourdieu
Sobre el Estado (1990)
 
 

 

Tras estos tiempos vendrán

otros tiempos y otros y otros,

y lo mismo que nosotros

otros se jorobarán.



Antonio Machado
Poema de un día. Meditaciones rurales, 1913
 
 

 

El libro donde el economista griego Yanis Varoufakis ha plasmado sus memorias políticas se titula Comportarse como adultos. A fin de cuentas, ésta es una cuestión central: como sociedad, en cuanto cuerpo político —no en las interacciones personales de cada cual—, ¿podemos tratarnos unos a otros como adultos? ¿O más bien seguimos coreando la canción de Fleetwood Mac: “ciérrame los ojos, dime mentiras, dulces mentiras, cuéntame esas buenas mentirijillas…”?

J. RIECHMANN, A. MATARÁN, O. CARPINTERO (Coords.)
Para evitar la barbarie. Trayectorias de transición ecosocial y de colapso (2018)
 
 

 

El príncipe moderno, el mito-príncipe, no puede ser una persona real, un individuo concreto; solo puede serlo un organismo, un elemento social complejo en el que ya se haya empezado a concretar una voluntad colectiva reconocida y afirmada parcialmente en la acción.

---------------------------------------

Se habla de capitanes sin ejército, pero en realidad es más fácil formar un ejército que formar capitanes. Tan cierto es eso que un ejército ya existente queda destruido si llegan a faltarle los capitanes, mientras que la existencia de un grupo de capitanes, en buenas relaciones, de acuerdo entre ellos, con fines comunes, no tarda en formar un ejército incluso donde no lo hay.

Antonio Gramsci
Notas sobre Maquiavelo
 
 

 

Quienes de verdad tienen la palabra son los movimientos potencialmente transformadores, desde las franjas revolucionarias del movimiento obrero tradicional hasta las nuevas comunidades amigas de la Tierra. Sólo cuando unas y otras coincidan en una nueva alianza se abrirá una perspectiva esperanzadora. Mientras tanto, intentaremos entender lo que pasa y allanar el camino, por lo menos el que hay que recorrer con la cabeza.

Carta de la redacción
Mientras Tanto, n.º 1 (1979)
 
 

 

La desvalorización del mundo humano crece en razón directa de la valorización del mundo de las cosas. El trabajo no solo produce mercancías; se produce también a sí mismo y al obrero como mercancía, y justamente en la proporción en que produce mercancías en general.

Karl Marx
Manuscritos económico-filosóficos (1844)
 
 

 

La tarea es construir una realidad ilustrada e igualitaria en la que razón y corazón pertenezcan a la vez a los hombres y a las mujeres: una sociedad donde las razones de Estado no se separen de la vida de la gente. La política necesita reorganizar sus vínculos con las alcobas, los salones de estar y las plazas públicas.

Luis García Montero
Las palabras rotas (2019)
 
 

 

La época de los ataques por sorpresa, de las revoluciones hechas por pequeñas minorías conscientes a la cabeza de las masas inconscientes, ha pasado.

Karl Marx
Las luchas de clases en Francia de 1848 a 1850
 
 

 

Oyendo los gritos de alegría que subían de la ciudad, Rieux tenía presente que esta alegría está siempre amenazada. Pues él sabía que esta muchedumbre dichosa ignoraba lo que se puede leer en los libros, que el bacilo de la peste no muere ni desaparece jamás, que puede permanecer durante decenios dormido en los muebles, en la ropa, que espera pacientemente en las alcobas, en las bodegas, en las maletas, los pañuelos y los papeles, y que puede llegar un día en que la peste, para desgracia y enseñanza de los hombres, despierte a sus ratas y las mande a morir en una ciudad dichosa.



ALBERT CAMUS
La peste, 1947
 
 

 

Maravilloso en verdad fue el cambio operado por la Comuna en París. De aquel París prostituido del Segundo Imperio no quedaba ni rastro. París ya no era el lugar de citas de terratenientes ingleses, absentistas irlandeses, ex esclavistas y rastacueros norteamericanos, ex propietarios rusos de siervos y boyardos de Valaquia. Ya no había cadáveres en el depósito ni asaltos nocturnos, ni apenas hurtos; por primera vez desde los días de febrero de 1848, se podía transitar seguro por las calles de París, y eso que no había policía de ninguna clase

K. MARX
La guerra civil en Francia, 1871
 
 

 

La quiebra de la economía de mercado puede suponer el comienzo de una era de libertades sin precedentes. La libertad jurídica y la libertad efectiva pueden ser mayores y más amplias de lo que nunca han sido. Reglamentar y dirigir pueden convertirse en una forma de lograr la libertad, no sólo para algunos sino para todos. No la libertad como algo asociado al privilegio y viciada de raíz, sino la libertad en tanto que derecho prescriptivo que se extiende más allá de los estrechos límites de la esfera política, a la organización íntima de la sociedad misma […] La sociedad industrial puede permitirse ser a la vez libre y justa.

Karl Polanyi
La gran transformación (1944)
 
 

 

Se puede dar una definición de democracia tan buena como cualquier otra: la democracia es el régimen en el que la esfera pública se hace verdadera y efectivamente pública, pertenece a todos, está efectivamente abierta a la participación de todos.

CORNELIUS CASTORIADIS
La democracia como procedimiento y como régimen (1994)
 
 

 

Sólo cuando el ser humano real, individual, reabsorba en sí mismo al abstracto ciudadano y, como ser humano individual, exista a nivel de especie en su vida empírica, en su trabajo individual, en sus relaciones individuales; sólo cuando, habiendo reconocido y organizado sus "fuerzas propias" como fuerzas sociales,  ya no separe de sí la fuerza social en forma de fuerza política; sólo entonces se habrá cumplido la emancipación humana.

Karl Marx
La cuestión judía (1843)
 
 

 

La finalidad fundamental de toda forma social de producción, o sea, el sostenimiento de la sociedad por el trabajo, la satisfacción de sus necesidades, aparece entonces [en las economías capitalistas globales] completamente patas arriba, ya que se convierte en ley en todo el globo la producción no para la gente sino para la ganancia, y se convierte en regla el subconsumo, la permanente inseguridad del consumo y, al mismo tiempo, el no-consumo de la enorme mayoría de los seres humanos.



Rosa Luxemburgo
Introducción a la Economía Política
 
 

 

La corrección de un comunismo de la abundancia por un comunismo sin crecimiento, homeostático (en equilibrio), acarrea una rectificación de gran trascendencia: obliga a cambiar la nota esencial del concepto, desplazando el acento del libertarismo al igualitarismo.

Manuel Sacristán Luzón
Intervenciones políticas (1985)
 
 

 

Nuestro sistema actual no sólo promueve un espíritu de absoluta codicia entre los ricos. La amenaza constante de la pobreza obliga a la mayoría de los hombres a dedicar una gran parte de su tiempo y su pensamiento a la lucha económica.

Bertrand Russell
Ideales políticos
 
 

 

La posesión ‒el afán de tener y conservar es la causa fundamental de las guerras y el origen de todos los males que aquejan al mundo de la política. Únicamente cuando disminuya la fuerza e influencia de esta pasión en nuestra vida diaria será posible que de las nuevas instituciones se derive algún provecho permanente para la humanidad.

Bertrand Russell
Ideales políticos
 
 

 

La moneda ideológica del Sentido perpetra el fraude de querer resarcir con "valores" de sentido a los que sufren la carencia de unos "bienes" de los que por la propia violencia depredadora del Sentido han sido despojados.

R. SÁNCHEZ FERLOSIO
God & Gun (2008)
 
 

 

La moneda ideológica del Sentido perpetra el fraude de querer resarcir con "valores" de sentido a los que sufren la carencia de unos "bienes" de los que por la propia violencia depredadora del Sentido han sido despojados

R. SÁNCHEZ FERLOSIO
God & Gun
 
 

 

Cuando da la impresión de que el mundo en que vivimos promete tanto y da tan poco, reconocer nuestras imperfecciones, nuestra fragilidad, puede unirnos de un modo milagroso.

James Rhodes
Fugas (2017)
 
 

Sitio elaborado con Drupal, un sistema de gestión de contenido de código abierto