Blas de Otero

En castellano

Aquí tenéis mi voz alzada contra el cielo de los dioses absurdos,

mi voz apedreando las puertas de la muerte con cantos

que son duras verdades como puños.

 

Él ha muerto hace tiempo, antes de ayer. Ya hiede.

Aquí tenéis mi voz zarpando hacia el futuro. 

Adelantando el paso a través de las ruinas, 

hermosa como un viaje alrededor del mundo.

 

Mucho he sufrido: en este tiempo, todos 

hemos sufrido mucho. 

Yo levanto una copa de alegría en las manos,

en pie contra el crepúsculo.

 

Borradlo. Labraremos la paz, la paz, la paz,

a fuerza de caricias, a puñetazos puros. 

Aquí os dejo mi voz escrita en castellano. 

España, no te olvides que hemos sufrido juntos

8/2017

Sitio elaborado con Drupal, un sistema de gestión de contenido de código abierto