Skip to content

El ministerio del dolor

Anagrama,

Barcelona,

301 págs.

Antonio Madrid

La autora ha elegido explicar su experiencia de lo ocurrido en la ex-Yugoslavia mediante la narración de la vida de personas que quedaron dañadas por lo que allí ocurrió. Dañadas en su dignidad, en su identidad, en su capacidad de relación, en su confianza en el futuro. Mezcla el estilo directo, descarnado, con la evocación indirecta de hechos y sentimientos. Incluso, en ocasiones, realiza pequeños ensayos sobre distintos temas, por ejemplo, sobre la condición del inmigrante.

La utilización de diferentes registros y distintos puntos de vista, hace de esta novela una lectura interesante, en ocasiones sorprendente, que plantea interrogantes no sólo acerca de la tragedia balcánica, sino también sobre la condición contemporánea de todos nosotros. El título del libro: El ministerio del dolor contiene una ironía que la lectora o el lector podrá descubrir.

11 /

2006

La barbarie está inscrita en el concepto mismo de la cultura: como concepto de un patrimonio de valores que es considerado independiente no del proceso de producción en que los valores nacieron, sino de aquel en que perduran. De este modo, por bárbaro que pueda ser, sirven para la apoteosis de este último.

Walter Benjamin (1892-1940)

+