Declive energético y cambio climático: reconocer la realidad