Sobre la tradición de la izquierda