Trabajo y sufrimiento. Cuando la injusticia se hace banal