Vic: nueva etapa de la xenofobia institucional