«La nueva anormalidad»: ¿y si no queremos volver a lo de antes?