Europa salva los muebles... de momento