La pandemia y el control digital