La propagación del coronavirus por Europa contra la narrativa centroeuropea derechista