De todas las opciones, eligen la peor y más cruel: esto es Europa