Algunas cosas sobre la partida nuclear que juegan las élites