Nadie hablará de nosotros mientras el conflicto de Cataluña lo eclipse todo