Otra vuelta de tuerca: de mercado laboral y especulación inmobiliaria