Un apunte para la resurrección