En Telefónica, golpearemos juntas