Sobre la violencia en la marcha de la Dignidad