¿Para qué servirá bajar tanto los salarios?