La nueva "Era de Oro del petróleo" que no tuvo lugar