Reclusión residencial: los prejuicios en los estándares de calidad asistencial