Se confirma el fracaso de las políticas europeas