El salario mínimo, Solbes y la CEOE