Recortes de Rajoy: las mujeres cargan con la peor parte