23F, la verdad