Gallina el último: Ghana contra el FMI