Cuatro películas recomendadas para pasar el verano

Tabú (Gohatto) - Salvoconducto - Lundi Matin - Un oso rojo

Los bombones de la Puri

¡No sé qué pasa, pero siempre estamos igual! Yo veo una película, escribo, lo doy a uno de los mandamases, ésta la acepta, la pasa a máquinas, y cuando sale el número, ¡pues ya han quitado la película! Bueno, la verdad, es que las buenas películas, las pobrecitas, duran poco. En fin, niños, ¡al mal tiempo buena cara!

¿Fuisteis a la Muestra de Cine de Mujeres? Lo digo porque yo no os vi. Será que entrasteis tarde y os levantasteis pronto. O será que no os gusta el cine de mujeres, o que no os gusta el cine, sin más. O yo no sé que será, pero sois más raros que un perro verde. Os parecéis como una gotita de agua a los que lucháis en materia de cine y otras cosas.

Bueno, Puri, no te pongas filosófica, que cunde poco. Se acerca el verano y una no piensa estar currando y los demás tomándose sus copichuelas. Ah, no. O sea se, por lo fácil.

Por ejemplo, este verano podéis repasar, que seguro que os faltan algunas. ¿Dónde se repasa? En los vídeo clubes. ¿Cómo se repasa? Pues en DVD (pero casi todo lo que está en DVD, estátodavía en VHS). Y estas si que es un poco más difícil que se evaporen cual película. Si con tres no acierto con ninguna, algo va mal, chavales.

Primera: Tabú (Gohatto) de Nagisa Oshima (está en alquiler y en compra). El Oshima tuvo una enfermedad mental, que me apuesto lo mío que fue un derrame. El caso es que ha hecho una película redonda, de un samurai que prevé el fin del shogunato cuando lo más simple (el amor) amenaza con hacerlo trastabillar todo. Lo del shogunato, mastuerzos, es la antigua forma de gobierno. Y lo del amorío es un amorío homosexual, pero no me hagáis comentarios disconciertos, porque en el Japón, que lo sepáis, había samurais que toleraban y fomentaban a los gays entre sus miembros. ¿No la visteis? Pues a verla.

Salvoconducto de Bertrand Tavernier (alquiler y venta) es, en realidad, un poco comedia, porque acaba bien. Está no la visteis, seguro. Y no la visteis porque pasó por las pantallas como ave voladora. "Fracaso de crítica y público", cantan algunos (de Cahiers du cinéma, sin ir más lejos). Pues nada, la coges un día que tengas tiempo y a ver si es tan mala como dicen.

Lundi Matin de Otar Ioseliani (alquiler y cuando esto llegue a vuestras manos, venta). ¡Y dale!, diréis. Mira, tío, es una película perfecta, y basta. Y no hay más que decir. Punto. La alquilas y la ves. ¿No te gusta? Te vuelves a ponértela, y así sucesivamente. Cuando termine el verano, una de dos: o has aprendido a amar el cine o tienes que llamar el técnico, porque el DVD está muy gastado.

Y cuando salga en DVD Un oso rojo, de Adrián Cayetano, alquiladlo y verlo: como los pelis de antes, de hombre duros, y de gestos de amor desesperado.

Bueno, yo me voy a refrescar y a ver un DVD extranjero, que con el verano, es lo que mola. Y, pasado san juan, fijo que me compro Lundi matin. ¡Abur!

La Puri

7/2003

Sitio elaborado con Drupal, un sistema de gestión de contenido de código abierto