El suicidio en España

Antonio Madrid (documentación a cargo de Sergio Tamayo)

En el año 2005, 1.909 personas encontraron la muerte mediante el suicidio. De ellas, 1.419 eran hombres y 490 mujeres (25,6 % mujeres y 74,3% hombres).

El Instituto Nacional de Estadística (INE) desagrega los suicidios por grupos de 10 años, hasta que llega a los 60 años, caso en el que hace un paquete único de edad: "60 y más". Del total de suicidios consumados (los 1.909 referidos), 712 fueron de personas (510 hombres y 202 mujeres) clasificadas en ese grupo de "60 y más" (37’2% de los suicidios totales). La segunda franja de edad en la que se producen más suicidios varía en función del sexo: en el caso de mujeres, la segunda mayor cuantía se centra en la franja de edad 30-39 años (71 suicidios), mientras que en los hombres este segundo grupo corresponde a la franja de edad 40-49 años (236 suicidios).

La información estadística ofrecida por el INE distingue entre suicidios de personas con hijos y suicidios de personas sin hijos. Nada sabemos, siguiendo este dato estadístico, más allá de la existencia del parentesco. Pese a esta limitación, y la otra limitación que deriva de aquellos casos en los que "no consta" si había hijos o no, los datos señalan que en 2005 se suicidaron más hombres con hijos (467 —59,0%—) que sin hijos (324 —40,9%—). En el caso de las mujeres ocurre lo mismo. Se suicidan más mujeres con hijos (194 —69,2%—) que sin hijos (86 —30,7%—).

Las causas del suicidio según la clasificación utilizada por el INE son: situación económica, situación afectiva, padecimientos físicos, padecimientos psicopáticos y "otras causas", el resto es ‘no consta’. En 2004, la principal causa de suicidio fueron los padecimientos psicopáticos (455 personas). La segunda causa fue la situación afectiva (120 personas) y la tercera, los padecimientos físicos (90 personas).

De estos 120 suicidios que según los datos estadísticos disponibles se debieron a la situación afectiva (es decir, a un conflicto afectivo), 95 fueron de hombres y 25 de mujeres. El 79,1% de suicidios de hombres por razones afectivas y 20,8% de mujeres.

Que la segunda causa del suicidio sean las situaciones afectivas, plantea dos cuestiones que no deberían ser olvidadas: en primer lugar, la violencia que las personas ejercen sobre sí mismas (y en no pocas ocasiones primero sobre su entorno y luego sobre sí mismas) es parte de la violencia social y, en segundo lugar, esta violencia (que frecuentemente guarda relación directa con la violencia de género) ha de ser contemplada a la luz de la cultura social en la que se da.

4/2007

Sitio elaborado con Drupal, un sistema de gestión de contenido de código abierto