La economía global podría prescindir de Estados Unidos

Daniel Gross

Algunos datos recientes apuntan a una tendencia que debería preocupar a las autoridades de Estados Unidos. Compañías de vuelo, transacciones comerciales, estudiantes y gobiernos de diferentes países empiezan a prescindir de los norteamericanos, ante las dificultades que encuentran para el desarrollo libre de sus actividades.

Según el Financial Times, el tránsito aéreo internacional hacia Latinoamérica se desvía a Canadá a fin de evitar los aeropuertos norteamericanos y sus arbitrarias medidas policiales de seguridad. Durante el año 2004 se ha triplicado el tráfico entre Japón y Brasil vía Canadá. ¿Por qué? Estados Unidos en agosto de 2003 interceptaba ese tránsito exigiendo visados de entrada y con otras medidas burocráticas de control incluso a los pasajeros que no podían salir del área internacional de los aeropuertos.

Por otra parte, el Business Week lamentaba a principios de este año que en el 2004 las estancias de extranjeros en la escuela de negocios Wharton han disminuido un 24 %. Desde el 2002, la cantidad de extranjeros que se han inscrito en el Management Admission Council's ha descendido un 27 %. En cifras globales, se ha producido un descenso de participación de estudiantes extranjeros del 74 % en este tipo de escuelas. Se apunta la tendencia a prescindir de la formación americana para los negocios y a realizarla en el propio país o en otros países.

Algo parecido ocurre en el campo del comercio en Asia. Taiwan exporta ahora a China el doble de lo que exporta a Estados Unidos. China, por su parte, ha suscrito un acuerdo comercial con otros diez países de Asia del sur, sin participación alguna de Estados Unidos.

Tampoco parece que vayan mejor las cosas en América del sur, a juzgar por los resultados de la cumbre de Chile. Hu Jintao ha visitado en doce días Brasil, Argentina, Chile y Cuba con el resultado de acuerdos comerciales que alcanzan decenas de miles de millones de dólares.

La prensa norteamericana presenta estos datos como si fueran consecuencia de la negligencia americana, de sus tendencias agresivas y de los excesos de regulaciones. Aunque también se destacan los éxitos en la generalización de la globalización americana. El propio ejemplo de la escuela de negocios Wharton tiene doble lectura, pues las universidades europeas disponen hoy de sus propios programas de Management Bussines Admission.

No se puede suponer simplemente que Estados Unidos se ha vuelto estúpido en relación con la economía mundial; pero sí que es posible señalar indicios de decisiones estúpidas.

[Resumen de un artículo de Daniel Gross publicado en la revista electrónica Slate el 15-XII-2004, a cargo de María Rosa Borrás]

2/2005

Sitio elaborado con Drupal, un sistema de gestión de contenido de código abierto