Julio González

Alt-Right, la derecha alternativa que está al lado de Trump

La victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de los EEUU ha sido el resultado de una confluencia de factores, entre ellos el apoyo que ha recibido de la denominada alt-right, la denominada derecha alternativa que ha sido, además, la que le ha prestado sustento ideológico en las cuestiones más polémicas de su campaña. Posiblemente por ello, representantes de esta forma de entender el pensamiento político han sido parte de los primeros designados por Trump para cubrir puestos de importancia en su Administración, como es el caso de Stephen Bannon, el nuevo director de estrategia de la Administración Trump.

¿Qué es la alt-right, la derecha alternativa?

Alt-right está constituida por un conjunto variado de grupos, de ideología tradicionalista y conservadora que han determinado la acción política esencial del Partido Republicano y que han servido para articular el mensaje de Trump. Disponen, en este sentido, de un aparato ideológico, de una serie de activos medios de comunicación y de un conjunto de seguidores muy activos en redes sociales que les han permitido llegar a un amplio espectro de la población; con un alto nivel de movilización. A diferencia de otros grupos de ideología similar, sus impulsores están intelectualmente mucho más cultivados.

Ha sido definido, en este sentido, como “un conjunto de ideologías de extrema derecha en cuyo centro se encuentran la creencia de que la “identidad de la raza blanca” está siendo atacada por fuerzas multiculturales utilizando la idea de la “corrección política” y la justicia social, lo que está contribuyendo al declive de la raza blanca y su civilización. Su acción política se caracteriza por una utilización intensa de las redes sociales y los memes on line, huyen del conservadurismo del “establishment” conservador, utilizan a los jóvenes para este proceder y abrazan el nacionalismo étnico blanco como un elemento central”.

¿Cuáles son los elementos centrales de su ideología?

Si agrupásemos de forma muy sintética sus planteamientos básicos, podríamos decir que creen en la superioridad de la raza blanca; del hombre sobre la mujer, antisemita, contrario a la emigración, favorables a la deportación masiva de emigrantes ilegales y opuestos a la religión islámica; favorables a la vuelta a una religión católica anterior al Concilio Vaticano II. Son antiglobalistas y de alguna forma aislacionistas (por el impacto negativo que tienen en el mantenimiento de las esencias del grupo blanco). Obviamente, están en contra del control de armas y de la igualad de derechos de los homosexuales. Creen, en definitiva, en una sociedad homogénea, en la estabilidad y en una sociedad organizada de forma jerárquica que elimine tentaciones igualitarias.

Apoyan a Putin y a Bachar el Asad. De hecho, uno de los elementos que más están defendiendo en la actualidad es la apertura a la Rusia de Putin, recordando que la guerra fría ha terminado.

Su planteamiento es esencialmente conservador. Un conservadurismo entendido de la forma más tradicional y retrógrada: su razón esencial no es de naturaleza económica sino que pretenden la protección de las expresiones culturales de su colectivo. La uniformidad hace que estén en contra de cualquier forma de multiculturalidad (al que suelen denominar marxismo cultural) y, por ello, defiendan el valor de la raza blanca. La multiculturalidad es sustituida como concepto central de las relaciones por la “biodiversidad humana”.

El componente racial es relevante en la medida en que consideran que la raza determina el comportamiento humano y que es uno de los factores relevantes de la selección natural. Por ello, parten de la necesidad de separación racial para evitar la relación cultural: la diversidad es un factor que debilita la raza. En este aspecto, el libro de cabecera es el de Nicholas Wade, A Troublesome Inheritance: Genes, Race and Human History.*

Es esta defensa de la tradición cultural blanca la que le hace ser al mismo tiempo masculinistas, en el sentido que consideran negativa la influencia del pensamiento feminista. En este punto, el libro de Jack Donovan The Way Of Men constituye el texto de cabecera. La parte más agresiva de este planteamiento se encuentra en la Manosphere, un conjunto de sitios web de contenido misógino en donde los hombres son muy agresivos contra las mujeres. Sintetizando el contenido básico de la Manosphere, el feminismo ha corrompido la cultura moderna al difuminar las diferencias de género; al tiempo que hay que recuperar el concepto del macho alfa como elemento vertebrador de la sociedad, tras el cual la mujer se ponga detrás. Páginas que se pueden encontrar en redes sociales como Facebook o en la comunidad Red Pill de Reddit, que toma su nombre de la escena de la película Matrix.

Están en contra del planteamiento tradicional del Partido Republicano, al que acusan de haber traicionado los ideales, por su apoyo a ciertos planteamientos liberales y sobre todo por el apoyo a la globalización y el libre comercio. No es el aumento del PIB lo relevante sino, por el contrario, la defensa de los valores tradicionales articulados sobre la religión. Tienen una forma despectiva de dirigirse a ellos: cuckservative, una combinación de cuckold ("cornudo") y conservative. En este apartado se encuentra, asimismo, su oposición al establishment.

¿Cuál es el origen del movimiento alt-right?

La expresión alt-right proviene de Richard Spencer, que en 2008, desarrolló un think tank denominada National Policy Institute, en el que se desarrollaron los planteamientos centrados en la identidad blanca y la defensa de la civilización occidental. En este sentido, disponen de un medio de difusión muy activo que es el Radix Journal.

Los origenes de la derecha alternativa se encuentra en ciertos autores como Oswald Spengler, H. L. Mencken, Julius Evola, Sam Francis. Se vincula, asimismo, al movimiento paleoconservador que impulsó las campañas electorales de Pat Buchanan tanto dentro del Partido Republicano como dentro del denominado Partido Reformado. Es el impulsor de la Fundación The American House.

Al mismo tiempo, ideológicamente constituye una evolución frente a los diez principios conservadores de Russell Kirk y que, desde la óptica alt-right se considera que se han transformado en pensamiento progresista. No hay más que leerlo para ver el sentido del progresismo que tienen.

¿Constituyen un grupo homogéneo?

No, dentro de sus planteamientos caben diversas facciones.

Posiblemente la más preocupante sea 1488. Un número cuyos dos primeras cifras dejan claro el objetivo a través de estas 14 palabras: “We Must Secure The Existence Of Our People And A Future For White Children”. Los dos segundos reflejan cuáles son sus referentes: 88 hace referencia a la octava letra del alfabeto, la H, con lo que aparece “Heil Hitler.” Su importancia es creciente.

El grupo de los neorreaccionarios, también conocidos como #NRx, constituye otro de los elementos sobre los que se ha vertebrado el movimiento alt-right. Están agrupados sobre las figuras del filósofo Nick Land y el científico Curtis Yarvin. Su aportación al pensamiento de la alt-right deriva de su pretensión de vuelta a un gobierno que defienda la tradición de la civilización occidental. Vinculados a ellos están los que parten de una vuelta a los valores tradicionales sin renunciar a los avances científicos (que no obstante son puestos en duda).

Por último habría que incluir a los cercanos a la posición de la biodiversidad humana y los autodenominados realistas de la raza, que parten de la ideología del llamado racismo científico.

Como se puede ver, un amplio espectro de planteamientos ideológicos coincidentes con las ideas de la extrema derecha.

¿Qué papel juega Donald Trump?

Trump se ha servido de la alt-right para llegar a la Casa Blanca. Durante la campaña electoral ha recibido el apoyo de este grupo, tanto al comienzo para desprestigiar al resto de candidatos republicanos como con posterioridad frente a Hillary Clinton. De hecho, dentro de sus primeros nombramientos destacan dos personas muy vinculadas a la alt-right.

En alguno de los escritos de las personas más representativas de la derecha alternativa, se puede apreciar la identidad que tienen con el presidente electo y cómo le consideran el vehículo para llegar a conseguir sus fines.

¿De qué medios de comunicación disponen?

Breitbart News es el medio de referencia. Fundado en 2007 por el fallecido Andrew Breitbart se caracteriza por ser un medio sensacionalista y agresivo. Tiene un público llamativamente joven, por comparación a la cadena conservadora Fox y está dirigido por Steve Bannon, el futuro jefe de estrategia de la Administración Trump. Partió de ser un periódico que consideraba que los judíos estadounidenses no eran suficientemente pro Israel.

Taki’s Magazine y Zero Hedge forman parte también de los medios online más relevantes.

A partir de este medio, ha sido Internet el canal preferido para la difusión de sus ideas. Su activistas, muy activos, han encontrado en Reddit, 4cham y 8 cham el vehículo predilecto para el desarrollo de su mensaje a través de canales específicos. Una utilización de las redes sociales para la cual no dudan en utilizar pseudónimos o mecanismos de esconder su identidad. El ejemplo de la revista Zero Hedge posiblemente sea el más relevante de esta forma de proceder. En esta línea, conviene recordar el cierre de cuentas vinculadas a los grupos alt-right por parte de Twitter el pasado 15 de noviembre.

La amalgama de grupos hace que cada uno de ellos disponga de más medios de comunicación. El grupo de los neorreaccionarios, por ejemplo, se agrupa sobre el stio lesswrong.com.

¿Cómo se articula su discurso?

Tras un discurso populista esconde un lenguaje extraordinariamente agresivo y extraordinariamente activo en redes sociales. De hecho, la juventud y agresividad de una parte importante de sus miembros ha hecho que encuentren en las imágenes uno de los medios predilectos. Los memes pasan a ser así un elemento de fácil difusión tanto si son de componente político agresivo contra el oponente como si son medios de exaltación de los valores de la raza blanca tradicional, especialmente los que se encuentran en el grupo de la Traditionalist Youth Network (TYN), fundada en mayo de 2013 por Matthew Heimbach y Matt Parrott. Para el colectivo joven que secunda sus planteamientos, el componente transgresor que tiene la actividad política constituye un elemento complementario para su activa participación en política.

Como se puede apreciar de las consideraciones anteriores, la llegada de Trump a la Casa Blanca no es un hecho inocuo; sobre todo teniendo en cuenta el incremento de los grupos incitadores al odio que se está produciendo en los EEUU en los últimos tiempos. De acuerdo con las informaciones del New York Times, las celebraciones de la semana pasada, al grito de “Heil the people! Heil victory” y con el saludo nazi, resultan especialmente preocupantes, sobre todo teniendo en cuenta que se desarrollaron en un edificio público de los EEUU. Posiblemente Trump no pueda aplicar los planteamientos de la derecha alternativa en su integridad, pero muchas de las medidas que están incluidas en su ideario resultarán muy dañinas incluso aunque se apliquen diluidas.

Pero más allá del impacto en los EEUU no podemos dejar de pensar en Europa. Ya desde final del siglo pasado se podían encontrar estudios en los que se reflejaba la conexión Planteamientos como el de la derecha alternativa estadounidense han influido, por ejemplo, en la campaña del Brexit impulsada por el UKIP.

 

[Fuente: publicación electrónica Global Politics and Law]




* El libro de Wade ha sido traducido al castellano (Una herencia incómoda) por Joandomènec Ros, presidente del Institut d'Estudis Catalans y profesor de la Universitat Catalana d'Estiu [N.de la R].

20/11/2016

Sitio elaborado con Drupal, un sistema de gestión de contenido de código abierto