José Ángel Lozoya Gómez

Asesinatos machistas y bous al carrer

Este verano ha habido casi el mismo número de mujeres asesinadas que de hombres muertos entre los cuernos de los toros. Tras lamentar la muerte de cada uno de los corneados —siempre hombres— en las fiestas de cualquier pueblo, me doy cuenta de que tras esta necesidad de no pocos de demostrar su valor [su “hombría”] poniéndose al alcance del toro se esconde la versión suicida del machismo; el mismo machismo que, en versión asesina, demuestran aquellos que acaban con la vida de sus mujeres y sus hijos e hijas.



4/9/2015

Sitio elaborado con Drupal, un sistema de gestión de contenido de código abierto