Centenario

La redacción de mientras tanto

Lector, lectora:

El centenar de apariciones de mientrastanto.e se cumple con este número.

mientras tanto previó en su momento el desplazamiento de las revistas culturales en papel hacia el formato electrónico y actuó en consecuencia. Sólo desde hace muy poco —en realidad estamos todavía en los ensayos— contamos con una página web que permite ampliar los contenidos de nuestras entregas mensuales.

mientrastanto.e pretende seguir siendo lo que ha sido desde que en 1980 fuera fundado por el impulso de Manuel Sacristán, Giulia Adinolfi y otras personas: una publicación independiente al servicio de los de abajo; un espacio donde la cultura de la emancipación pudiera contraponerse a la regresión social; un punto de vista que no dejara resquicios al desfallecimiento sin dejar por eso de ser plural; un foro de debate informado.

Hoy este punto de vista es más necesario que nunca. Se ha producido una ruptura profunda en nuestra sociedad.

El pacto político constitucional, que la mayoría de la sociedad hubo de aceptar a regañadientes para recuperar los derechos de libertad, está hecho trizas por los cambios introducidos en él sin consultar al pueblo, por la corrupción instalada en las instituciones políticas, por la inanidad del poder judicial, por la liquidación de los derechos sociales, por la negativa estatal a la investigación y reparación de los crímenes del franquismo.

Si hubo pacto social hipotético, ha quedado destrozado por los cambios en la regulación de los derechos de las personas en su condición de trabajadores y de titulares de derechos sociales realizados por los gobiernos del Partido Popular y del Partido Socialista.

Entramos pues en un interregno, en un período en que es preciso conquistar las cabezas de la mayoría de la sociedad para políticas sociales y culturales contrapuestas a las negruras proyectadas por la derecha social y el pseudorreformismo. Y en este interregno tenemos que ser especialmente sensibles a todas las voces alternativas de nuestra sociedad. Mientras tanto quiere ser una de sus ágoras. Se ofrece insistentemente para ello.

La revista depende del trabajo de sus redactores y de sus colaboradores, y de la buena voluntad de sus lectores, especialmente la publicación electrónica. En este sentido resulta fundamental la labor anónima de difusión de los contenidos de mt.e (entre amigos o instituciones, en las redes sociales), que os agradecemos y os animamos a continuar. Además, la Fundación Giulia Adinolfi-Manuel Sacristán, editora de la revista, agradece de antemano pequeños donativos voluntarios para su mantenimiento. Pueden ser enviados a la cuenta n.º 2100 1329 49 0200015273. Que vuestros donativos sean pequeños, pues no disponemos de un aparato administrativo para daros las gracias formalmente; nuestro cazo es también pequeño. Gracias, pues, desde aquí.

Cordialmente,

La redacción de mientras tanto

24/2/2012

Sitio elaborado con Drupal, un sistema de gestión de contenido de código abierto